domingo, 29 de diciembre de 2013

LOS REGALOS COMUNICAN


LOS REGALOS COMUNICAN

 
Foto: Alvimann



  

Regalar es una costumbre extendida en todos los lugares del mundo. A la mayoría nos gusta recibir regalos, entendiendo como regalo también, unas bonitas y agradables palabras de aliento,  amor o cortesía.

Y es aquí, donde nos podemos llevar grandes sorpresas. Hay científicos que han estudiado la psicología que esconden los regalos, como es el caso de Aiden Gregg de la Universidad de Southamptom (Reino Unido), coautor de un reciente estudio al respecto” Es como si, al regalar, los narcisistas intentaran que los que le rodean fueran tan especiales como se consideran ellos”.

Los individuos narcisistas según este estudio,  compran grandes regalos con la  finalidad de destacar entre los demás y hacer sentir, al que lo recibe, que es único.

De esto podemos dilucidar, que elegir un regalo adecuado no resulta tarea fácil pudiendo llegar a convertirse en pesadilla para unos cuantos.

Debemos hacerlo siguiendo criterios coherentes y sin olvidar sorprender, como:

* Buscar la utilidad.

* Preferencias y gusto de la persona a la que va dirigido el obsequio.

El regalo habla de nosotros mismos siendo un indicador de buen gusto, respeto y cortesía. Por tanto, cuidaremos tanto el contenido como la envoltura o estuche que lo contiene.

Una envoltura cuidada y original hace más atractivo, llamativo y sorprendente el obsequio, consiguiendo los efectos deseados en la otra persona.




Regalar más no significa que lo estemos haciendo mejor, tenemos que realizarlo teniendo en cuenta varias premisas. Por ejemplo, si la persona que hace el regalo tiene alto poder adquisitivo y la que lo recibe, no se encuentra en la misma situación económica, podemos poner en una situación incómoda o de compromiso a aquella que lo recibe.

Los pequeños detalles pueden llegar a tener tanto valor o más que los grandes si se pone ilusión y sentimiento.

Que hayas leído mi post, mi mejor regalo.

Muchas gracias por hacerlo.

                                                                       Margarita Martínez Mechó

lunes, 4 de noviembre de 2013

¡HOLA DON PEPITO!, ¡HOLA DON JOSÉ!


¡HOLA, DON PEPITO! , ¡HOLA DON JOSÉ!

 

                                         Foto: IMSERSO.es

Allá quedaron esos delicados y entrañables recuerdos de la infancia y la adolescencia, donde el respeto era una máxima en la sociedad.

Soy de la época en la que cuando entraba un adulto por la puerta de clase, todos nos poníamos en pie y nadie tomaba asiento hasta que se nos invitaba a hacerlo. Los profesores eran Don y Doña,  los niños no participábamos de las conversaciones de los mayores, y cedíamos los asientos de los autobuses a las personas de cierta edad y embarazadas.

Transcurrieron unos años y me dejé llevar por una de mis dos vocaciones: Educación y Protocolo. Cursando la carrera de Maestra de Educación Infantil, y realizando  las prácticas, fue entonces,  cuando tuve la oportunidad de disfrutar con esmero y de nuevo, lo que acontecía en el interior de las aulas de generaciones posteriores. ¡Cuánto habían cambiado las cosas! Yo era Margarita y no Doña Margarita y nadie me trataba de usted, el Sr. Conserje era Pepe o gafitas cuatro ojos. El ¡Por favor! y las ¡Gracias! habían desaparecido ¡Qué decepción…! esa no era mi escuela, la escuela que con tanta añoranza recordaba.

La escala de valores, no cabe la menor duda, que ha cambiado y mucho. Las necesidades y prioridades,  ahora son otras muy diferentes a las de hace apenas unos pocos años. Los derechos prevalecen ante las obligaciones, y el ocio se antepone al sacrificio. 

El trabajo, los horarios,…,  hacen cada vez más dificultosa mantener la unidad familiar y seguir una disciplina. Es entonces, cuando “la voluntad y el querer” juega un papel muy importante para suplir las carencias que se derivan del día a día.

Y es que…, educar, es la tarea más compleja con la que nos podemos enfrentar en la vida. Educar, es un proceso lento, que ha de ser constante y continuo, en el cual no se debe bajar la guardia ni un solo momento.

Mi segunda vocación, pero tan intensa como la primera es la de Protocolo, disciplina que me permite desarrollar mis teorías, mis valores y mi forma de entender las cosas bien hechas.

El Protocolo no solo me hace crecer personal y profesionalmente, sino que también, me ha permitido encontrar personas que necesitan que lo hagamos juntos, enriqueciéndonos mutuamente.

            Seguiré luchando por conseguir una sociedad más educada, donde los valores y la moral recuperen de nuevo la importancia que por circunstancias se perdieron.

                                                           Atentamente,
 

                                                   Margarita Martínez Mechó

martes, 1 de octubre de 2013

ENVIDIA: LA BOMBA ATÓMICA DE LA SOCIEDAD


ENVIDIA: LA BOMBA ATÓMICA DE LA SOCIEDAD

 
Foto: Lynda Alexa Aguilar Nájera


 

La envidia tiene un alto contenido de energía explosiva. Puede provocar una reacción en cadena de manera incontrolada. Las personas se convierten en las denominadas armas de destrucción masiva.

Los envidiosos se rodean a su vez de explosivos convencionales: amigos, compañeros, familiares, vecinos, o simples conocidos que comparten con ellos frustraciones, complejos de inferioridad, insatisfacciones, carencias de todo tipo.

Cuando se fusiona el núcleo de estos sujetos,  entran súbitamente en una reacción que puede llegar a provocar la destrucción total o dejar graves secuelas en el ser  envidiado, produciendo además un entorno altamente radiactivo.

Pero no solo puede tener efectos nocivos para la salud del envidiado. El envidioso como ser vivo que se encuentra dentro del perímetro de la explosión y como sujeto directo en la activación, sufre daños colaterales importantes como: detrimento de salud y  sufrimiento psicológico.

La envidia  como la bomba atómica, no sólo enferma sino que paraliza el progreso óptimo y deseado de la sociedad. La envidia, se ha convertido en uno de los daños potenciales de nuestra comunidad.

La envidia es destructiva de la belleza, de la admiración, de la amistad, del compañerismo, del afecto, del amor, de la entrega, del reconocimiento….

 

Si te sientes envidiado, cultívate por dentro y no dejes que la onda expansiva te alcance.

 

                                                                          Margarita Martínez Mechó

lunes, 16 de septiembre de 2013

REFLEXIONES SOBRE LA SENCILLEZ


REFLEXIONES SOBRE LA SENCILLEZ

 

Sencillez es una cualidad que muy pocos poseen, y todos valoran.

Sencillez es la ostentación de muestras de respeto hacia los demás.

Sencillez es la ausencia del perturbador ruido interior.

Sencillez, es amar sin artificio, como el amor que profesa una madre por sus hijos.

Sencillez es saber escuchar al silencio.

Sencillez, es la humildad del alma.

Sencillez es no hacer diferenciar a  pobres de ricos,  para esbozar una tímida pero sincera sonrisa.

                   

La Sencillez viste de Humildad.

Un individuo sencillo, es aquel que queda rendido ante los valores de la vida.

Sólo la persona que es capaz de desenmascarar y despojarse de la vanidad, puede ser considerada sencilla.

La persona sencilla, intenta pasar desapercibida sin llegar a conseguirlo.



Con toda mi admiración a la gente sencilla

                                                                                    Margarita Martínez Mechó
 

miércoles, 11 de septiembre de 2013

SED DE SIMPATÍA


SED DE SIMPATÍA








“LA SIMPATÍA MUEVE DOS CUERPOS
 CON UNA SOLA ALMA”
                        Gaspar Melchor de Jovellanos
 


La SIMPATÍA es el resultado de la transmisión de un sentimiento tras un contagio afectivo que, de modo subconsciente, pone en marcha aptitudes empáticas.

La SIMPATÍA es una acción positiva y útil, que proporciona bienestar en el propio individuo y en los demás, facilitando las relaciones interpersonales creando vínculos afectivos.

¿Qué sucede cuando ponemos en práctica la Simpatía?

Cuando se cultiva la simpatía, se experimentan sentimientos placenteros, generando reacciones en las sensaciones, sentimientos activos y conductas proactivas.

Las personas simpáticas a través de sus conductas, transmiten y proyectan entre sus interlocutores: Ternura, Dulzura, Encanto, Agrado, Fascinación, Naturalidad, Sociabilidad, Urbanidad, Ánimo, Atracción, Encanto, Cordialidad, Deleite, Sencillez, Familiaridad, Amabilidad, Cortesía, Felicidad, Positividad, Estabilidad Emocional, Belleza, Ilusión, Atención, Educación, Empatía, …

Es por ello que: ¡PELIGRO, SUJETO SIMPÁTICO A LA VISTA….!, cuando nos vamos a dar cuenta, ya es tarde, hemos sido hechizados, seducidos y cautivados por su mágica sonrisa, y su carácter extrovertido y dinámico.


                                     Foto: http://www.groupon.es

La sonrisa actúa como mecanismo transmisor de este contagio afectivo.

El “Sujeto Simpático”, intentará evitar en todo momento situaciones conflictivas, creando armonía y buen clima social. Este tipo de circunstancias le incomodan, le aturden hasta el punto de desconcertarlo.

Las personas simpáticas y educadas suelen ser empáticas. Ser empático implica ser respetuoso con las opiniones y formas de actuar de los demás, aún no compartiéndolas. Hay que recordar, que las personas educadas  actúan en cada momento de la forma que procede.

Para finalizar, lo haré con palabras de Baltasar Gracián refiriéndose a la simpatía y la antipatía.

“CONSISTE LA SIMPATÍA EN UN PARENTESCO DE LOS CORAZONES Y LA ANTIPATÍA, EN UN DIVORCIO DE LAS VOLUNTADES”

 

P.D.: Apréciese la aparición de los tres Reyes Magos



 

viernes, 12 de julio de 2013

¿LIBERTAD DE EXPRESIÓN, MALA EDUCACIÓN,...?

 ¿LIBERTAD DE EXPRESIÓN, MALA EDUCACIÓN, ...?
                      


Tengo cuatitantos años, y aún no me dejan de sorprender ciertas opiniones vertidas en medios de comunicación y redes sociales (que también lo son), no en tanto por el  contenido, sino como  por la forma.

El Conde de Rivarol(1753-1801) decía:

“La razón se compone de verdades que hay que decir, y verdades que hay que callar”

La razón desvanece desde el mismo momento, que revelamos las verdades que debimos callar.

En una lucha donde interviene la razón  y las formas, siempre pierde la razón.


  La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 recoge en su Art. 19  el derecho a la libertad de opinión y de expresión.

Artículo 19: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Así mismo, la Constitución Española de 1978 lo hace en el Art. 20 el cual señala literalmente:
          “1. Se reconocen y protegen los derechos:

a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.

c) A la libertad de cátedra.

d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.

4. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.

5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial”

          Analizando los dos artículos, ni el Art. 19 en la Declaración de los Derechos Humanos, ni el Art. 20 de la Constitución Española, contemplan el derecho a la provocación, a la humillación, al desprecio, a la ordinariez, ….

          Hay personas que utilizando la ironía, según ellos, aprovechan para lanzar mensajes que rozan el insulto y el menosprecio. No debemos olvidar el significado de ironía. La ironía no deja de ser una guasa fina y disimulada, pero guasa, utilizando un tono burlón y en ocasiones grotesco.

          El concepto de Libertad de Expresión es muy relativo. ¿Dónde termina la Libertad de Opinión y empieza la Mala de Educación? Quizás, no para todos, tenga fin en el mismo punto. Es probable, que para algunos finalice bastante antes que para otros.

Es importante ser cautelosos, precisos y sobre todo respetuosos a la hora de disfrutar de la libertad de palabra y de la libertad de creencias. Un solo paso basta para pasar de la Libertad de Expresión a la Mala Educación.

Sobrepasar los límites, puede dar origen a la ofensa, al daño e inclusive al delito, ya que, las opiniones entran en conflicto con los valores y los derechos que garantizan la dignidad y el honor de las personas.

¿Y usted, qué opina al respecto?


Margarita Martínez Mechó

miércoles, 17 de abril de 2013

LA MODA COMO MARCADOR SOCIAL


LA MODA COMO MARCADOR SOCIAL

 

Durante miles de años la moda ha servido de marcador social.

Los diseñadores a lo largo de la historia han diseñado en función de la posición social del público al que iban destinadas sus creaciones.

Relevantes, eran y lo siguen siendo, los diseños elaborados para destacar a aquellas personas de alto rango o inclusive a los pertenecientes a la realeza. Premisas como color, diseño, tejido, pelucas, adornos,… marcaban la diferencia de rango. El uso de materiales como satén, terciopelo, tejidos adamascados, pieles, encajes, pedrería, diamantes y piedras preciosas servían para evidenciar el dominio social.

Si recurrimos un poco a la historia, observamos que al igual que en el Código de Hammurabi se registraban las normas de obligado cumplimiento y de aplicación a las distintas clases sociales en las que estaba estructurada la sociedad en Mesopotamia, igual sucede con la moda, existía la aprobación de leyes en las diferentes culturas, donde se invitaba e incluso se prohibía el uso de determinados estilos de ropa o complementos a unas clases específicas.

Estas leyes contenían normas como: el uso del calzado como sucedía en Egipto, donde sólo le estaba permitido el uso de sandalias a aquellas personas de alta posición.




       
Sandalias de oro de Tutankhamon


                       
Sandalia de papiro de Tutankhamon
 
Fuente de la Fotografías: http://www.egiptologia.com

 
 En Roma Antigua, el color de la toga también era determinante, veamos:

·         Los aspirantes a magistratura y ciudadanos en común, vestían toga que generalmente era blanca.

·         Los niños/as (menores de 16 años) y los ya magistrados, era de color blanco pero adornado con líneas púrpura.

·         Los conquistadores cuando hacían su entrada triunfal, lo hacían con bordados de palmas en oro.

·         La toga de los emperadores era complemente púrpura y podía llegar a tener bordados de oro.


Hasta 1700 aprox. en Europa se seguían ratificando ordenanzas, que dejaban constancia del atuendo ideal que podía vestir cada tipo de persona.

Al día de hoy las tendencias han cambiado, pero la indumentaria presentada con formas novedosas, me atrevería a asegurar, que es más que nunca un signo de posición social.


Sirva como ejemplo y para entender costumbres de otros países al día de la fecha, respecto a la importancia del vestido en la sociedad.

En India, sigue siendo de especial importancia la clase social a la que se pertenece. Cuando entras en un establecimiento, lo común es que inicie una aparente e inocente conversación en la cual van ahondando en temas particulares como: datos personales, estado civil, creencias religiosas y así una batería de preguntas hasta llegar a dilucidar el tipo de persona con la que están hablando.



Para los hindúes la ropa cómoda que suelen usar los turistas causa como poco asombro, pues este tipo de vestimenta es característica de personas de humilde condición.

 El aspecto físico cuenta y cuenta mucho, hasta el punto que sirva para calificar a las personas según vayan ataviadas.

 

                                                              Britney Spears
                                        Fuente: quemedices.diezminutos.es

                                                                             Britney Spears
                                       Fuente: www.enewspaper.mx

 

 “Vestirse bien es un acto de gratitud hacia uno mismo y de cortesía hacia los demás”

                          Stefano Pilati (director creativo de Yves Saint-Laurent)

 

 

                                                                 Margarita Martínez Mechó

domingo, 7 de abril de 2013

PROTOCOLO EMPRESARIAL


PROTOCOLO EMPRESARIAL

 

      Considero que no resulta necesaria la elaboración de un Código de Empresa normalizado, ya que, disponemos de normas más que suficientes para la implantación del Protocolo en nuestras empresas.

      Lógicamente en una organización privada, de poco o de nada, serviría la aplicación por ejemplo el  R.D. 2099/83 de Precedencias del Estado si los actos son de carácter privado, pero si  por el contrario, fuesen con presencia  o participación de Instituciones Públicas, tendríamos que tenerlo presente y acatar el orden que se establece en el mismo.

     Tras un minucioso estudio de la organización, se configura un manual de protocolo que recogería sus propios códigos de conducta interna  con normas específicas y coherentes, las cuales deben ser respetadas y obedecidas por todos los integrantes de la entidad, de aplicación a todos y a cada una de las jerarquías establecidas en el organigrama empresarial.

     No es tarea fácil, pero es factible y necesaria si queremos que nuestros resultados, tanto a nivel interno como externo, vea incrementada positivamente la productividad y la rentabilidad.

     Enumerar las claves para la implantación de un protocolo empresarial óptimo, decir que, sería muy complejo detallarlas aquí todas y cada una de ellas por lo amplio que resulta. Pero citaré algunas de ellas.

     Además de la elaboración del manual de conducta interna, se debe elaborar un manual de estilo donde se recogerá toda la normativa administrativa, como formato de los escritos, tipo de letra, tamaño, color, papel, uso de logos, escudos, etc.

El Protocolo Empresarial también incluye:

Identidad Corporativa

Imagen Personal

Relaciones Personales e Interpersonales (Inteligencia Emocional)

Atención al Cliente (Presencial, Telefónica, Redes Sociales, Correspondencia,..)

Protocolo Oficial

Protocolo aplicado al Organigrama de la Empresa

Protocolo Social

Organización de Eventos

Y mucho más.

 
Gracias y un cordial saludo,

 
Margarita Martínez Mechó